Tres DIYs sacados de tu cocina.

Si, si, como lo estás leyendo. Se pueden hacer DIYs molones con cosas que ya tienes por casa, concretamente durmiendo el sueño de los justos (y olvidados) en los cajones de tu cocina.

¿No te lo crees? Sigue leyendo y te cuento como.

1. De tabla de cortar a espejo para colgar.

Esta manualidad se suele hacer con cinturones pero en mi caso he reciclado el asa de un bolso roto para hacer las veces de colgador.

El espejo me costó solamente tres euros y es de los que vienen con marco de plástico (que retiré). La tabla de cortar es de bambú y la elegí por el patrón a rayas que tiene.

Tú puedes escoger cualquier otro material que te guste o reciclar otro elemento que tengas en casa (por ejemplo: la bandeja de una quesera, una rodaja de tronco, un salvamanteles, etc…).


2. De pajitas a esculturas geométricas decorativas.

Con ocho trozos largos, cuatro pequeños formando un cuadrado y un poco de cinta adhesiva te montas la forma de la foto.

Pero no te limites, aquí las posibilidades son infinitas.

Luego lo rocías con el spray que más te guste y listo para decorar cualquier rincón.

Un plus: Se pueden colgar fácilmente ya que no pesan nada.

3. De brochetas y palillos a erizos de tres metales.

Siempre me llamaron la atención las esculturas metálicas de Curtis Jere, esos erizos atómicos midcentury que veía sobre las mesas de las revistas de decoración. Mientras suspiro y ahorro para permitirme un original me conformo con estas recreaciones en varios tamaños.

Se necesitan: Bolas de corcho blanco y muchos, pero muchos palitos para clavar.

¡Cuidado! Las pinturas en spray pueden estropear el corcho, debes pulverizar a una distancia prudencial, sin insistir, o utilizar arcilla de secado al aire para hacer los centros de tus estilosos erizos.

Han quedado tan bonitos que cada vez que me descuido Mr. Eclectic coloca el erizo cobre en su escritorio. ;P


¿Qué te parecen los diys? Si te animas a realizar alguno me encantaría que compartieras el resultado con el blog.


 

4 pensamientos en “Tres DIYs sacados de tu cocina.

    • Gracias, este post que estuve a punto de no sacar porque me parecía tan sencillo que daba hasta verguenza llamarlo DIY es el más visto de todo el blog, curioso, verdad? Me encanta el reaprovechamiento, creo que se me nota, jajajajaja. Un saludo a ti tambien, Belen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *