Cómo actualizar un dormitorio infantil. Sin obras y low cost.

¿Qué tal han ido esas fiestas, eclecticmaníacos? Espero que estupendas.

En mi caso empecé el año nuevo con el eclecticpisín convertido en el taller especial de los Reyes Magos.

Mi sobrina cumple años por Navidad. ¡Ha crecido tan deprisa que esta vez soplamos 7 velitas! Es una niña coqueta y aplicada, así que sus majestades pensaron que era hora de que tuviera su propio escritorio para los deberes y que además sirviera como tocador de princesa.

Los ayudantes trabajaron con nocturnidad y alevosía, de ahí la calidad de las fotos. Trataré de traer mejores imágenes un poco más adelante.

El ANTES.

Lo primero fue retirar muebles y juguetes y descargar las estanterías. Se añadieron láminas y marcos con guirnaldas de pompones adecuados a la escala y con un toque divertido.

Ya conoceréis ambas piezas porque fueron parte de mi decoración de navidad. (Las podéis ver AQUÍ)

¿Recordáis el COLGADOR GEOMÉTRICO? Un poquito de lija fina y la palabra XMAS desapareció para convertirlo en propiedad exclusiva de JULIA.

A los ayudantes y papás les pareció que era mejor que el escritorio pudiera cambiar y crecer con ella para que fuera un regalo que pudiera usar mucho tiempo. Así que optamos por una rejilla metálica con ganchos en forma de S que pintamos en dorado con spray y así puede ir colocando cositas a su antojo.

Esta pieza costo solo 10 euros y la encontré en una tienda especializada en productos para comercios, siguiendo un consejo de MILOWCOSTBLOG.
El flexo LED rosa es de Ikea. La cesta colgada al fondo está pintada en rosa y blanco con Chalk Paint color Hortensia y Sal de Ibiza de La Pajarita. Igual que los lapiceros  que son botes de cacao reutilizados y personalizados.

 

Lo creáis o no, los tableros usados para la mesa eran las puertas de ese armario, q a su vez fue en su origen una estantería.

Los pequeños taladros de los tiradores se rellenaron con cera para madera color Haya.

Los tablones entre ambos se pintaron en los mismos tonos que los complementos. Y se añadieron unas patas de horquilla blancas a 12 euros cada una. Todo de Leroy Merlin.

 

El espejo infantil con casitas es el modelo Scandi y tiene espacio para poner maquillaje o complementos. Estaba de liquidación en Leroy Merlin.

La silla no es la definitiva… pero de eso se encargaba otro departamento del taller de los Reyes Magos.

El DESPUÉS.


Y este es el resultado final de todo el conjunto, ¿os gusta cómo ha quedado?


 

¿No te gusta tu jarrón? No lo tires. ¡Transfórmalo!

Todos tenemos alguna pieza que nunca nos gustó o que con los cambio decorativos en casa dejó de encajar y acabó olvidada en el fondo de un armario. Aunque Marie Kondo te diga que te deshagas de todo lo que no te sirve, ¿seguro que no podemos darle una segunda vida?

Tuve este conjuntito de jarrón y vaciabolsillos esperando su oportunidad unos diez años, ‘reaparecieron’ en la limpieza de primavera, justo cuando buscaba cositas que complementaran con la nueva imagen de mi salón y se me encendió la bombilla, ¡por fin!

Dejando aparte su belleza (que para mí es ninguna), los colores no encajaban en mi nueva decoración. Sin embargo la forma si me atraía y eso los salvó.

Armada de pintura en spray y acrílica, tintes varios, cinta de carrocero, un lápiz con gomita, etc, etc…  tras varias pruebas que quedaron fatal….
¡Este fue el resultado! Tenía claro que los colores debían ser verdes, amarillos o azules y busqué inspiración en la cerámica tradicional sevillana que usa la misma gama y pincelada ancha (más asequible para mis escasas habilidades). Podéis ver ejemplos AQUÍ y en mi INSTAGRAM.


¿Las reconoces? ¿Qué te parece el nuevo aire de este par?