DIY: Lámpara boho de macramé y cubre-ventilador.

¡Hola de nuevo! ¡Feliz día de Andalucía! No quería dejar pasar el mes sin publicar, así que aprovecho el día de fiesta y lluvia para enseñaros uno de mis últimos diy.

Repito temática (puedes ver mi anterior propuesta AQUÍ) y es que cubrir el espantoso ventilador durante el invierno se ha convertido en una de mis obsesiones. Este año mi dormitorio ha tomado cierto cariz boho y una lámpara de macramé era el complemento que faltaba.

Parte de mi pierna y escalera os saludan desde el espejo!

Materiales:
-Dos bobinas de trapillo de diferentes colores.
-Dos aros de madera de 30 cms. de diámetro.
-Dos bridas de plástico.

Uso las dos bridas bien apretaditas para sostener mi lámpara de trapillo a la estructura superior del ventilador, una unida a la otra para conseguir el diámetro adecuado. Cuando deba desmontarla para colocar las aspas solo debo cortar esta brida. Igualmente cuando quiera volver a colocarla el año próximo solo debo sustituirlas por unas nuevas y apretar.

Mi ventilador tiene unos 50 cms de descuelgue, he usado tiras de dos metros de trapillo anudadas a la brida como en las imágenes inferiores. Tantas como fueron necesarias para conseguir el efecto cubriente, unas 24 en mi caso.

Coloco el primer aro de madera a la altura deseada y simplemente lo rodeo con cada tira de trapillo. Al aro anudo el segundo color de trapillo y trenzo una red con nudos planos sencillos. ¿Que qué es eso? Mira la siguiente imagen.Es la trama más sencilla que se puede encontrar, con tiempo y paciencia se puede complicar y embellecer todo lo que quieras. Te dejo un álbum de inspiración en Pinterest con muchos ejemplos (Pincha AQUÍ y mira cuantas maravillas.)

Las tiras grises que dejé colgando tras el anudado vuelven a rodear el segundo aro. En esta sección, como es donde está la bombilla, en vez de cubrir toda la superficie con la red, dividí las tiras en tres grupos y los anudé por separado. Se crean unos triángulos invertidos y zonas menos tupidas. Y ya está nuestra lámpara, un nudo final con todas las tiras y listo para usar.

Así es como queda integrado en el dormitorio.


¿Qué te parece la idea?

Me he dado cuenta de que nunca os enseñé la habitación al completo ¿Te gustaría ver mejor todos los detallitos?


 

DIY: Lámpara y cubre ventilador de papel. Origami muy sencillo.

El calorcito ha venido a celebrar los 25 años de la inauguración de la Expo´92 de Sevilla, y claro, el ventilador de techo ha acaparado toda mi atención. Todos los inviernos le desmonto las aspas y aparece un horroroso monstruo colgante en medio de mi dormitorio. Antes de que esa visión nos provoque pesadillas a todos, ¿qué tal si le hacemos un económico tuneo?

Solo necesitas varias láminas del papel que más te guste y un ratito frente a una buena mesa para plegarlas (y si dispones de una perforadora, ¡genial! Si no con una aguja cualquiera y un trozo de hilo es suficiente). ¿Todo listo? Manos a la obra.

Yo usé cuatro formatos de tamaño aprox. A2 de papel para acuarela que al ser grueso resulta muy resistente.
Inconveniente: Es más difícil de plegar.
Consejo: Usa un papel que tenga algo de cuerpo, cualquiera que al doblarlo por la mitad se mantenga de pie sin desmoronarse.

El método es muy sencillo y sin necesidad de tomar medidas o usar plantillas.

  1. Dobla tu lámina por la mitad.
  2. Vuelve a plegar esas mitades sobre sí mismas.
  3. Y una vez más (cuantos más dobleces más estrechos serán los rombos de tu lámpara y viceversa). Si todo está bien todos tus pliegues serán del mismo ancho.
  4. Ahora hacemos lo mismo en la otra dirección.
  5. Para el plegado diagonal tenemos que localizar los puntos donde las líneas anteriores se encuentran y unirlas tal como se ve en el dibujo.
  6. Repetimos en la otra dirección y ¡ya lo tenemos!

Procedemos a realizar el plegado final. Esta fase es la más complicada, fíjate muy bien en todas estas fotos.

Para ayudar a mantener todas tus láminas unidas haz perforaciones o pasa una aguja con hilo tal como se ve en la imagen superior.
El resultado final debe ser parecido a este.

Y aqui tenemos a mi monstruito bien oculto. ¡Aleluya!


Si quieres rombos más alargados, las dobleces horizontales (las verdes) deben llevarse hacia el extremo del papel. El resto del proceso sigue igual.

vía


Ya que estamos metidos en faena vamos a hacer una pantalla de origami para una lámpara pequeña.

¿Recuerdas cómo hacer un cuadrado con un folio? Exacto, lo doblabas 45º.

Pues ese es todo el secreto de este tipo de plegado, solo debes tener cuidado de que tus dobleces vayan formando cuadrados como en la imagen (yo me equivoqué y tuve que rectificar después). El resto de pasos son iguales que en el ejemplo anterior.

Este modelo no necesita más trabajo. Simplemente haces un canuto y unes los extremos con pegamento. Más sencillo imposible y para colmo, queda precioso.

Así he conseguido reutilizar la base de esa lamparita que tenía rota y arrinconada.

(No me convencía del todo el resultado final y le añadí una base redonda de madera. Ahora sí, ¡perfecto!)

¡Listo! En una tarde dos lámparas nuevas por menos de 10 euros.
Y tú, ¿te animas con  este sencillo DIY?