Consigue un veraniego toque BOHO con cinco artesanías españolas.

Verano. Ola de calor. Vacaciones. Playa. No hay quien te quite estas imágenes de la cabeza en cuanto sube el termómetro. Sueñas con unos días de relax y diversión alejados de la rigidez de las obligaciones habituales… ¡Reconócelo! Tú estás en modo Boho Chic.

¿Sin presupuesto para recorrer el mundo y arrasar en todos los mercadillos? Don’t worry be happy. Puedes añadir estas cinco piezas de aire étnico a tu deco prácticamente sin salir de casa.

Mueblespacio

1. TELA DE LENGUAS (Mallorca).

Este patrón es una reinterpretación de los “ikats” orientales y el color más tradicional es el azul índigo (aunque ahora lo fabrican en todos los imaginables). Cojines, cortinas, colchas, sofás, ¡hasta alpargatas! Inclúyela en cualquier rincón, alegría instantánea.

decoracion.red

2. JARAPAS (Alpujarras, Granada).

De tejido grueso y colores vivos, tradicionalmente se realizaban con restos de lana y trapos viejos en telares familiares. Son muy resistentes, doy fe. Además de las alfombras de la foto también se realizan cortinas, colchas, tapicería.

¿Qué te gusta otro diseño? Ahora puedes crear el tuyo propio y llevártelo a casa ya que ofrecen talleres enseñando todo el proceso. Bonito, eco, boho y artesano, no se puede pedir más.

 

Casey Dunn for @MyDomaine

3. FAROLES (Granada).

Desde estos gigantes en forma de estrella hasta los  tradicionales de herencia árabe los podrás encontrar en multitud de tiendas (y espacios públicos de todo tipo) de Granada. Coloca unas velas en su interior, ambiente boho asegurado.

 

La Boheme ~ House of The Wishing Trees

4. CESTERÍA.

No hay ambiente boho que se precie sin un mueble de mimbre o un cesto de paja. Los trofeos de caza se recrean en esparto y las bandejas de rafia decoran las paredes. Alfombras de yute, incluso persianas de bambú o esparto. Lo importante es el contacto con las fibras naturales.

En esto estamos de suerte, en casi cualquier rincón de país podemos encontrar verdaderas joyas en este arte.

Moove Magazine

5. ALFARERÍA Y CERÁMICA.

El contacto con las plantas es fundamental en un estilo tan libre y natural, y claro, para eso se necesitan muchas macetas. Ya seas de barro cocido o de explosiónes de colorido, no te van a faltar opciones. Talavera, Sevilla, Valencia cuentan con ceramistas reputados en todo el mundo. Así que mientras te haces con todo lo necesario para tus amiguitas verdes no olvides echarle un ojo al resto de piezas. Fíjate lo alegres que quedan los diferentes platos decorando la pared.

Apartment therapy


Lo mejor: en el boho no hay reglas. Escoge lo que te guste y mezcla sin miedo. Y con esta artesanía actualizada es muy fácil encontrar el puntillo etnochic, feliz y liberador, ya verás.

Y tú, ¿conocías estas artesanías? ¿Las usarías en tu decoración?


 

Cómo decorar mi casa esta primavera en cinco sencillos pasos.

Ya está aquí la añorada primavera. Nos llenamos de energía, miles de planes y alegría, y claro, queremos que nuestra casa lo refleje. Pero, ¿cómo lo hacemos? Facilísimo. Siguiendo estos cinco pasos.

1. PLANTAS, PLANTAS Y MÁS PLANTAS.

Fot: A pair & a spare vía Flickr

Vale, quizás esta cantidad de macetas en el suelo no es lo ideal si sufres de escasez de metros cuadrados. Pero piensa que siempre puedes utilizar el espacio en vertical y tu casa lucirá mucho más alegre.

¿Has pensado en usar colgadores de macramé? También los tienes en cuerda, cuero, trapillo, etc. Fíjate lo bien que quedan. (Fot: A pair & a spare vía Flickr)

Salón, cocina, dormitorio, baño y el poyete de una ventana, cualquier rinconcito mejora con una maceta o un jarrón de flores frescas (si no tienes alergias como yo).

¿Tienes miedo a no ser capaz de cuidarlas? No temas. Hay especies de suculentas y cactus casi inmortales y además están de ultima.

 

Una de las especies más resistentes son las sansevieria que puedes ver en la foto superior, cuanto menos caso les hagas mejor. Incluso se adapta a condiciones de poca luz por lo que es muy usada en portales y recibidores. Palmeras de interior, drácenas, aspidistras, potos, cintas, hiedras son otras de las más duraderas y fáciles de cuidar.

2. REMPLAZA LOS TEJIDOS.

¿Empiezas a quedarte pegado a tu sofá de cuero y solo mirar la mantita de lana te da sudores? Ha llegado el momento de cambiarle el traje a tu casa.

 

Cambia el plaid del sofá por uno más ligero o hazte con unas fundas nuevas si el tuyo es desenfundable (en hilo, algodón, loneta, bambú u otras fibras naturales). Y ese cojín de terciopelo que adorabas hace dos semanas, ¡fuera! Sustitúyelos por tejidos más frescos y aprovecha para inundar de color tu área de descanso favorita.

Las sillas, lámparas y alfombras pasan a buscar tejidos más naturales como jute, ratán o esparto (y si empiezas a usar el exterior y necesitas algo más resistente prueba las coloridas nuevas alfombras vinílicas, hay para todos los gustos). ¿Y por qué no un kilim? Este año se llevan los de inspiración étnica, pero si lo tuyo es el estilo nórdico, no hay problema, también tiene preciosos modelos para elegir.

 

Pero, ¡cuidado! No lo guardes todo en el altillo más inaccesible todavía. Para esos días traicioneros reserva algo de abrigo. ¿Qué te parece colocarlo todo en una cesta de mimbre? A mano y decorativo, no se puede pedir más.

 

P.D: No olvides la camita de tu mascota.

3. COLOR.

Echa un vistazo a tu alrededor, cuadros, velas, pequeños objetos decorativos o una pieza pequeña de mobiliario. Añade un toque turquesa, naranja o verde menta y sentirás tu casa plena de energía y frescura al instante (Y por muy poco dinero, todo son ventajas).

 

Si te decantas por los tonos tierra elementos de corcho, mimbre o madera sin tratar conseguirás un ambiente más natural.

 

4. ¡QUE ENTRE LA LUZ!

Abre bien esas ventanas, visillos y estores. El cielo de primavera es para disfrutar. Recoge los tejidos más opacos y da prioridad a los que mejor dejen pasar la luz.

Recoloca ese mueble que tienes delante de la balconera, mejoraras la circulación de tu casa y aprovecharas infinitamente mejor tu balcón o ventana.

 

Un truco sencillo, coloca un espejo cerca de la ventana y reflejarás toda la luz hacia el interior.

¿Y qué tal si nos aprovechamos un poquito más del buen tiempo? Baterías y luces solares son la solución y tu terraza o jardín además de sostenibles estarán preciosos.

Vía Habitissimo similares en Ikea

 

5. ¿QUÉ TAL UN DIY?

Seguro que a la nueva luz ves alguna pieza desgastada o necesitada de actualización que con una buena mano de pintura quedaría mucho más primaveral. ¿Te animas con un colgador para tus nuevas plantas? ¿Quizás un adorno alegre y colorido para tu pared? ¿Una mesita de palets para tu terraza? ¡Manos a la obra!

Es justo lo que hice yo ayer, pincha aquí para descubrir cómo lo hice.

Y tú, ¿cambias la decoración según la estación? ¿Cuáles son tus trucos favoritos?