La decoración de mi pequeña entrada.

¡Hola, eclecticmaníacos!

¡Al fin llegó el día! El recibidor está listo y estoy deseando que lo veáis porque el resultado me tiene enamorada.

— Ahora os voy a soltar un rollo importante así que si solo te interesa el antes y después pasa directamente al final del post. ¡El que avisa no es traidor! —

 

Los objetivos que buscaba al hacer esta pequeña reforma eran:


Aprovechar en lo posible la pared tras la puerta.
Era un reto difícil ya que solo contaba con 6 cms.


Como tengo una cantidad considerable de herramientas y las uso con frecuencia, necesita un sitio donde tenerlas ordenadas y accesibles. Aunque en un principio pensé en lo más lógico, almacenar zapatos, la verdad es que la gran mayoría son más anchos de la medida disponible. Las herramientas si tienen la medida apropiada.

Usé un panel perforado de madera como vimos en el ESTE POST sobre ALMACENAMIENTO VERTICAL. Son muy económicos (4,5 € cada uno) y resistentes. Existen ganchos adaptados en el mercado para cualquier necesidad y si vas a reconfigurar tu panel cada cierto tiempo es la mejor solución, pero también te puedes fabricar tu propio sistema con alambre si no lo piensas mover demasiado.

Además yo he usado todos los pomos y colgadores que había ido guardando y da un resultado estupendo.

Eso sí, he reservado una esquinita a un elemento que si es habitual en cualquier entrada, ¡los paraguas!


Ocultar cableado y cuadro eléctrico.
Fundamental para mi paz mental.


En el post del avance os contaba que había utilizado listones de madera para realizar una especie de marco que sirviera de apoyo en la parte superior y contuviera las herramientas en la parte inferior. Para darle continuidad a la reforma seguí usando el mismo tipo de madera para la parte superior.

En este caso encolé varios entre sí (con cola blanca para madera), creando una pequeña repisa, necesaria para crear un trampantojo que ocultara el cuadro eléctrico. Necesité hacer el hueco pertinente en la madera para encajarlo. Así ofrecía la misma sección tanto en la parte superior, en el centro y en la parte inferior. Para salvar el cableado, estos listones van atornillados sobre unos pequeños “rastreles”.

Confieso que me daba un miedo atroz taladrar aquí, no sé por dónde va el cableado de esta casa, la gran mayoría no está metido en ninguna conducción, pero hubo suerte y no tuve problemas.

Para la cantidad de limitaciones no ha quedado mal del todo, ¿no crees?

En esta estructura superior también colocamos los percheros, en color negro que crea un bonito contraste con la madera natural. Los situo salvando la apertura de la puerta.


Era necesario que la solución fuese práctica a la vez que decorativa.
La misma pared resulta ser un punto focal de mi casa ya que vayas donde vayas siempre lo tienes a la vista (cosas de pisitos pequeños). 


Aquí mi bello ayudante os muestra los secretos mejor guardados de esta entrada. 🤗😄 A la caja de luz le hicimos una tapa abatible que simula una caja sobre la repisa y para ocultar las herramientas pero que fuera fácil utilizarlas usé ¡ELASTICOS!

¡Como lo lees! Y ahora que llevamos un tiempo usándolo no puedo estar más contenta con esta decisión, resulta muy práctico, apenas ocupan espacio y oculta perfectamente todo el desbarajuste. Su única pega es que fué lo más caro de toda la reforma. (Unos 35 euros los 22 metros y eso que me hicieron precio.)

La idea no es mía (ojalá!). En este ÁLBUM DE PINTEREST podéis ver otros ejemplos de muebles con elásticos.

Además puse este espejo de cuarterones que hice, literalmente, con trozos sobrantes de la madera que estaba utilizando pegada sobre un tablero. Unos listones finitos hacen los cuadraditos. Solo hay que tener cuidado con el tipo de pegamento, debe ser apropiado para espejos.

Lo compré en el cristalero del barrio, mide 60×60 y me costó 20 euros y me lo hizo en un pis pas. Un precio imbatible para su tamaño y tipo, ¿verdad?

Es bastante más grande que el espejo sol que tenía en ese mismo sitio y se nota para bien. Nos vemos mejor y capta mucha más luz.


Meter todo el programa normal de una entrada: superficie de apoyo, colgador, espejo, asiento y zapatero en una superficie prácticamente cuadrada de 1,45 m aprox. por cada lado.

Y que el resultado pareciese lo más despejado posible.


Ya has visto que en una sola pared ya tenemos tres de los elementos, ¡vamos bien!
El asiento descalzador y el zapatero lo resolví con un TODO-EN-UNO, lo tienes todo en el POST DEL BANCO-ZAPATERO. La multifuncionalidad es muy importante para estos espacios tan reducidos.

Añadí una alfombra que tuviera en cuenta el barrido de apertura de la puerta en fibras naturales y ¡ya lo tenía!


Último y no menos importante. ¡Hacerlo divertido!


Y para eso hice un experimento y cree una PUERTA!!!
En realidad es posible que no tarde en abrir la pared en que se apoya y  me apetecía tener este elemento estilo atelier vintage o industrial.

Fue de lo más sencillo. Con taladros y tacos y encolado las uniones. Un pequeño listón en madera natural sostiene el panel inferior.

En total para puerta, espejo, banco y entrada he usado 18 listones de madera de 2 metros de largo que han salido por unos 25 euros en total.  Si eso no es aprovechamiento, yo no sé lo que es.🤣 (Ni la modestia tampoco, por lo que se ve)

Rikki se escapó escaleras arriba en cuanto abrimos la puerta.

También tengo un telefonillo del año de la pera, de esos que amarillean de lo viejos que son. Así que compré estas cosillas y le uní la pieza de fontanería que apareció en la caja de herramientas.

Lo pinté todo y salió esto.

Pensaba poner un dial para darle el toque de teléfono antiguo pero no he sido capaz de encontrar uno.

Siguiendo con el estilo retro industrial, todas las piezas han sido ligeramente lijadas. Y para iluminar he elegido unas casquillos de cobre que compré en la página Greenice a solo 2,38 euros.

Hacen subastas y descuentos muy interesantes y son rapidísimos, al día siguiente tienes en casa tu pedido (Este post no está patrocinado aunque lo parezca!) De verdad que es un sitio interesante para comprar iluminación sobre todo led.


Y ahora sí que sí. ¡EL ESPERADO ANTES Y DESPUÉS DE MI ENTRADA!

 

 

No es difícil darle color con los complementos que vamos usando.


Soy consciente de que la maleta era muy top. Pero no se podía quedar y la realidad era un espejo sol sin nada debajo. Ahora todos los elementos de la entrada, además de útiles, guardan coherencia entre si y he ganado percheros y un asiento. Por no hablar del espacio salido de la nada para mis herramientas.

La solución para ocultar el cuadro eléctrico y el cableado es más consiste que la que teníamos antes y la madera natural le da una calidez especial a este rincón. El telefonillo ha pasado de horrorizarme a divertirme con su carita de robot asombrado (mi bello ayudante dixit).

La iluminación ha cambiado completamente, ahora tenemos unas preciosas bombillas retro que otorgan un ambiente mucho más cálido que el plafón de techo anterior. El nuevo espejo tambien ayuda mucho en ese sentido.


La actualización es notable y el rollito industrial me encanta, ¿y a ti?

Aun dudo si dejar la madera al natural u oscurecerla un poco, ¿cómo crees que quedaría mejor?

Home Tour: Paraíso de “Il dolce far niente”.

¿Eres de l@s que al mirar un espacio no puedes evitar imaginar quien vivirá ahí? A mí me ha pasado con esta vivienda abierta al mar Mediterráneo.

Relax, sencillez, funcionalidad saltan a la vista. Pero ojo, bajo ese aspecto despreocupado se nota la mano de un espíritu atento a cada detalle, seguro de lo que necesita para hacer de esta la casa de sus sueños.

Las estancias fluyen de una a otra dejando que la luz y las vistas sean un elemento más del interiorismo. Apenas algunos elementos, la chimenea de doble cara o la isla de la cocina, sirven de referencia para definir claramente los espacios sin separarlos. Es el lujo discreto del espacio y el buen diseño .

¿Dónde estará?  El estilo es tan ecléctico que es difícil adivinar. Los colores suaves (tierras, verdes, azules, grises) remiten al entorno circundante y a la decoración mediterránea pero diluidos de tal forma que resultan universales. El uso intensivo de la madera, las superficies de hormigón pulido (baños, cocina y suelos), los textiles en lino, algodón y lana corresponden a un estilo natural pero dispuestos acorde con una vida contemporáneo. Apenas las paredes de piedra exteriores nos hablan del lugar pero los pequeños toques industriales (luminarias, mesa de comedor, pérgolas exteriores) y algunas piezas con aire bohemio acaban por despistarnos del todo.

A mí todo lo que veo me habla de un ciudadano del mundo con un buen gusto impecable. Y no andaba muy desencaminada porque esta casa en Porto Vecchio (Córcega) pertenece al fotógrafo de moda Jaques.

Durante sus viajes de trabajo tomó ideas de los espacios que le gustaban y compró artesanía desde Marrakech hasta Bali. Luego concentró todos sus gustos en un boceto para conseguir explicar su sueño al arquitecto Gilles’owi Terrazzoniemu.
Me parece que lo entendió a la perfección.

¿No os parece curioso que no haya más fotos en la casa de un fotógrafo? Será que prefiere disfrutar contemplando la vida desde esta piscina. Eso es lo que yo haría, sin duda.
Bueno, ¿qué?¿Cuándo nos mudamos? 😉


¿Quieres ver más? Tienes más fotos e info en: Weranda
Fot: Nicolas Matheus / Costa de Maison / East News

House Tour: De establo a loft industrial en París.

Parece increíble pero este maravilloso loft industrial fue construido en 1760 para alojar ¡caballos!

Situado en Villejuif, a escasos minutos del centro de París, nos aguardan estos 170 m2 divididos en dos plantas.

La planta principal es diáfana, con alturas de techo de 7 metros. La estructura, mezcla de pilares metálicos y vigas de madera, y la anchura y altura de los vanos de puertas y cristaleras son los vestigios más palpables de la historia de este espacio.

Suelo de la misma madera que la encimera en el que destaca un vidrio de seguridad que deja ver la bodega (esto es Francia, señoras y señores).

Taburetes y lámparas metálicos combinado con el metal negro de carpintería y estructura y muros de ladrillo blanqueado dan el toque industrial que este espacio pide a gritos.

¿Eres de cuadros maxi o de galería?

¿No te enamora esta cocina? A mi completamente. Sus baldosas hidráulicas, sus armarios a modo de archivadores, los tiradores de concha, el frente de acero inoxidable, la encimera de madera y sobre todo la luz de la que disfruta gracias al espacio a doble altura.

Una estantería de obra blanca sirve de fondo y enmarca el área de comedor.

El área de tv y sillones se sitúa al fondo del espacio de espaldas a la puerta y al comedor, proporcionándole cierta intimidad. Cuenta con su propia ventana.

La segunda planta cuenta con un distribuidor barra estancia. Magnifico sitio para acurrucarse con un buen libro, ¿verdad?

Diversos lucernarios completan la iluminación de dormitorios y baño.

Detalle de la bodega panelada en madera oscura. Cuenta con su propia zona de degustación.

¿Quién imaginaba que tras esta entrada con aires rústicos se encontraría tan maravilloso loft?

Más imágenes y posibilidad de compra 😉 en Espaces Atypiques.

Me voy de comunión.
Buen fin de semana!