DIY: Chimenea decorativa.

¡Buen adviento, eclecticmaníacos!

¿Quién no conoce el canal de hogueras de Netflix? ¿Y las chimeneas decorativas? Pues se me ha ocurrido unir los dos conceptos.Para hacer la embocadura primero he usado muchoooo cartón. Simulando ladrillos con trocitos recortados iguales y pegados a la misma distancia.
Lo pintamos todo en negro para disimular mejor el monitor que vamos a usar para reproducir la chimenea virtual.


Tip: La pintura debe ser bastante liquida para que entre por todos los recovecos del cartón. Yo he usado una mezcla de tinte, cola blanca y agua.


Como armazón exterior usamos la antigua consola de la entrada (que puedes ver AQUÍ y AQUÍ)

Y con eso y  un poco de decoración ya tenemos nuestra chimenea casi lista.

¿La encendemos?

El cerebro de toda esta operación, es decir, el ordenador al que está conectado las dos pantallas, ha quedado debidamente disimulado por la puerta que hemos trasladado desde la entrada. Las ventajas de tener un salón en transición, que se pueden mover muebles al gusto.

Y claro, podemos encender las dos pantallas y controlar el volumen del sonido por separado.


¿Qué te parece? ¿Crees que pasaremos buenos ratos de sofá y Netflix al ‘calor’ de nuestra chimenea virtual?


 

Calendario de adviento fácil y rápido.

¡Cuánto tiempo, eclecticmaníacos!
Si es que me pasa como el turrón, vuelvo a casa por Navidad.

¿Cómo que ya es uno de diciembre? ¿Y sin calendario de adviento?
Cero preocupaciones que hoy os traigo un diy bueno, bonito y barato ¡y muy rápido de hacer!

Todo materiales de andar por casa (o de rápida visita al bazar más cercano).

Y es que no hay más que lo que se ve:

– Pinzas de tender de madera.
– Canutillos de cartulina.

Y si sólo tienes pinzas de plástico, prueba a combinar verde y rojo. Resultará de lo más navideño.

Unas golosinas, frutos secos si eres realfooder, pequeños jueguetitos o actividades para hacer en familia llenando los canutitos y calendario finiquitao.

Ya os dije que esto iba a ser de lo más sencillo.


Materiales humildes pero con un gran resultado, ¿no crees?
Ya no hay excusa para no crear tu propia versión.


Tienes más inspiración en este POST 


P.D: Tanto me ha pillado el toro que ni siquiera he actualizado los avisos legales y todo el lio de la newsletter. Lo haré pronto, lo prometo. ¡Antes de acabar el calendario de adviento!

Mi decoración de Navidad.

Bienvenidos a mi casita, eclecticmaníacos! Pasad, pasad.

La radio es herencia familiar y está muy machacada la pobre.

Hoy os enseño mi decoración navideña y prácticamente toda mi casa (lo que no es difícil, es bien recogidita). Este año he optado por los colores presentes en mi deco: negro, gris, caldera, marrones y por tratar de usar más fibras naturales, menos plástico y, por supuesto, muchísimo DIY.

Rikki os da la bienvenida… y le gusta chupar cámara 😂.

Juego de estrellitas DIY en cartulina y madera.

La entrada da paso al salón y en él están el CALENDARIO DE ADVIENTO y el adorno de madera que ya conocéis de los últimos post.

Mi árbol de navidad era muy antiguo y lo he donado a mis suegros junto con un montón de adornos tradicionales en rojo y dorado. No daba con ninguna idea que me gustara para montar el mío, así que le busque un espinoso sustituto.

Este osito polar fue el primer regalo de Navidad de Mr. Eclectic, ¿no es adorable?

Al COLGADOR GEOMÉTRICO solo ha hecho falta añadirle un toque para tener mi propia Estrella de Oriente en casa.

Ejem, ejem, ya sabeís donde estoy queridos Reyes Magos!

Pero, ¡no me podía quedar sin árbol!

Tenía esta antigua torre de cds y tras varios intentos fallidos de montar algo que no fuera un verdadero churro me decidí por hacerle una estructura de cartón y usar una colcha blanca para simular un abeto.

Kumi también os saluda.

Simulé el pie dentro de una cesta de fibra que llené con madejas de lana y unas bolitas con un toque industrial.

Muchos pompones, varios medallones de corcho, cascabeles, cinta dorada, una estrella de lana negra y varias vueltas de luces después,
¡HABEMUS ARBOL DE NAVIDAD!

Mr. Eclectic decía que la estrella negra era satánica y le añadí este detalle dorado.

La impresión de los medallones de corcho las hice con un cartón para decorar repostería y spray.

Con unas borlas rematé mi arbolito.

En esta vista tenéis medio piso. La cocina al fondo con la lámina de estrellitas DIY.

¿Y en el dormitorio?
Un poco de iluminación sobre la cómoda, unas velitas led y arreglado.


Espero haberos inspirado alguna idea para complementar vuestra deco navideña (o al menos haberos divertido con mis ideas de bombero para árboles de navidad). Con este post acabo el año 2017 en la mejor de las compañías, ¡la vuestra!

Eclecticmanía volverá después de Reyes. Este par de semanas seguiré dando guerra por INSTAGRAM por si os apetece hacerme una visita entre polvorón y polvorón.


¡Os deseo unas buenas fiestas y una entrada de año 2018 espectacular!

DIY: Calendario de Adviento.

Inmersa como estaba en los DIYs navideños se veía venir que iba a caer un súper calendario de adviento, ¿verdad  que si? Y tiene mérito porque es el primero que hago en TODA mi vida (Solo tengo hijos peludos y cuando yo era niña estas costumbres no existían, así de viejales soy).

Venga, va, os hablo un poco de la idea antes de meternos en harina. Siendo como es la primera navidad del blog me apetecía “navidanizar“ los diferentes DIYs que he ido compartiendo con vosotros este año. Estos meses me he centrado en encontrar mi sitio en este mundo blogger y creo que ha quedado claro que lo de reutilizar materiales es una de mis aficiones. ¿Y cómo se une todo ese batiburrillo de manualidades? Bueno, esto es ECLECTICMANÍA, habrá que hacer honor al nombre.  

Mi calendario no es verde, ni rojo, ni dorado… es marrón, cobre, caldera, negro y es así porque sigue el patrón cromático del salón donde lo he colocado. Otros años he tenido la Navidad en azul, en morado, en mil colores y siempre sentía que las cosas que no acababan de encajar. ¿Es navideño un adorno marrón? Bueno, si es un suave y esponjoso pompón yo diría que porque no.

El eclecticpisín es pequeñito y mis dos gatos tienen afición a tirar cosas desde lo alto de las mesas, así pues… ¡qué mejor que un colgante de pared! Con mucha variación y volumen, eso que no falte, por favor.

Y ahora ya sí. Vamos a echar un vistazo a los DIYs que lleva esta propuesta para adviento.


ESTRELLA

– Cinco palitos.
– Cordel.
– Tijera.
– NADA MÁS.

Para mí el secreto es colocar un palito delante del otro y el cordel en medio. Lo enrollamos, apretamos bien, vamos a por el siguiente extremo del palito y repetimos.

Nuestra gran suerte es que los palitos se pueden mover en su atadura y si necesitamos pasar el de delante atrás ¡es posible! Muévelos tanto como necesites para que se acomoden bien y listo.


BOLAS SORPRESA

– Retales de tela cuadrados
– Cordel
– ¡Y las sorpresas! (¿No os comenté alguna vez que vivo con un friki de Star Wars? 😜)

Coloca las telas a 45 grados una de la otra y cierra el paquetito, de este modo las puntas de los diferentes colores se verán mejor. Puedes usar algún relleno para conseguir que la bolita sea más redonda. Tuve que hacerles un pequeño “columpio” a las mías para que quedaran derechas una vez en el colgador.


FIGURAS NAVIDEÑAS EN CARTÓN

Fíjate en como la figura de la estrella es la misma siempre pero coloco una pieza girada respecto a la otra. El resultado es estupendo, ¿no crees?

Este diy es reciclado. El cartón tiene una textura preciosa imitando piel y fue irresistible hacer algo con él en su momento. Solo he sustituido la cinta por el cordel para unificar todo nuestro calendario.


MINI BANDERINES DE CORCHO

La lamina de corcho es muy delgada y solo necesitas una tijera normal para recortarla por las marcas.

Dibuja dos líneas paralelas. Con la ayuda de una regla señala la línea de arriba, en este ejemplo yo lo he hecho cada 3 cms. La de abajo debe empezar justo a la mitad, esto es, mi primera señal será a 1,5 cms y luego volvemos a señalar cada 3 cms como la de arriba. El resultado es ese dentado que ves. Y ahora a recortarlos todos.


MARCADORES

Tenía unas ganas horrorosas de usar esta tijera dentada que me compré por impulso y hoy les ha llegado el momento, ¡AL FIN!

Para colocar los números de nuestro calendario he recortado pequeños cuadraditos en papel de acuarela.

Cada número lleva una sorpresa escrita detrás. Además, según se vayan desvelando, día a día, aparecerá un mensaje en los minibanderines que se completará en Nochebuena.


Como verás a continuación también he usado LA PLUMA de arcilla blanca, los ERIZOS ATÓMICOS y los adornos geométricos con PAJITAS (pincha en las letras azules para ver cada uno de los tutoriales))…. ¡Ah! Y POMPONES, muchos pompones.


Vamos colocando cada adorno sujetándolo con corcel al palo de madera. Procura que queden equidistantes, eso dará sensación de orden y los minibanderines se verán mucho mejor.

¿Crees que están colgados sin ton ni son? ¡Ay, amig@! Todo tiene truco.

Una estrategia de fotografía es pensar qué lado de tu imagen “pesa más” ya sea porque tenga un elemento más llamativo o grande y tratar de compensar añadiendo otros elementos de entidad parecida en el otro lado hasta que se equilibren (observa, por ejemplo, como los elementos de color cobre parece igualar “la balanza”)

Es importante jugar con las diferentes alturas para que cada objeto tenga su espacio y el conjunto “respire”.

Los números y banderines quedan sujeto con unas pinzas diminutas.

Calendario apto para supersticiosos.

Los colores oscuros visualmente son más “pesados” que los claros. Fíjate como casi todos los pompones de colores parecidos se colocan en diferentes extremos del colgador.

A última hora añadí sobre el sofá otra estrella enmarcada en un triángulo de madera con algo de material sobrante y la verdad es que me encanta.


Esta mezcla diversa (aunque espero que resultona) es mi calendario de adviento y él solito ha llenado de espíritu navideño todo mi hogar, ¿cuál es tu adorno favorito? Mira que hay donde elegir.
Además me recuerda todo lo realizado este año que ya mismo se nos va.

Y tú, ¿te apuntas a hacer el tuyo?