Room tour: Mi dormitorio.

¡Hola de nuevo!

Cuando os enseñe la LÁMPARA DE MACRAMÉ la semana pasada me di cuenta de que faltaba un room tour en condiciones de mi dormitorio y ¡aquí está!

En la pared del cabecero han encontrado su sitio algunos de los DIYs que he ido enseñando en el blog. El ESPEJO con una TABLA de COCINA , el COLGADOR con IMANES de una de mis fotos de viaje y una decoración con rodajitas de madera de diferentes tamaños.

Al cabecero le cambio el look a menudo cubriéndolo con mantas o plaids diferentes. Es una forma sencilla de tenerlo siempre al día.

Cerca de la ventana tengo colocado mi pequeño vergel. Yo estoy encantada y parece que mis amigas verdes también (y de paso disimulan un poco el canalón del aire acondicionado).

Con los restos de trapillo cubrí el tirador de la mesilla tal como ves.

En la otra esquina del ventanal es donde tengo mi pequeño ESTUDIO.

Y a continuación, a los pies de la cama, es donde tenemos la CÓMODA con el panel de TV DIY.


Como ves, muchas manualidades y mezcla de estilos, como buena eclecticmaníaca.

Nos vemos la semana próxima con inspiraciones para el recibidor, ya que lo estoy reformando. ¡Pasad una feliz semana!


 

DIY: Lámpara boho de macramé y cubre-ventilador.

¡Hola de nuevo! ¡Feliz día de Andalucía! No quería dejar pasar el mes sin publicar, así que aprovecho el día de fiesta y lluvia para enseñaros uno de mis últimos diy.

Repito temática (puedes ver mi anterior propuesta AQUÍ) y es que cubrir el espantoso ventilador durante el invierno se ha convertido en una de mis obsesiones. Este año mi dormitorio ha tomado cierto cariz boho y una lámpara de macramé era el complemento que faltaba.

Parte de mi pierna y escalera os saludan desde el espejo!

Materiales:
-Dos bobinas de trapillo de diferentes colores.
-Dos aros de madera de 30 cms. de diámetro.
-Dos bridas de plástico.

Uso las dos bridas bien apretaditas para sostener mi lámpara de trapillo a la estructura superior del ventilador, una unida a la otra para conseguir el diámetro adecuado. Cuando deba desmontarla para colocar las aspas solo debo cortar esta brida. Igualmente cuando quiera volver a colocarla el año próximo solo debo sustituirlas por unas nuevas y apretar.

Mi ventilador tiene unos 50 cms de descuelgue, he usado tiras de dos metros de trapillo anudadas a la brida como en las imágenes inferiores. Tantas como fueron necesarias para conseguir el efecto cubriente, unas 24 en mi caso.

Coloco el primer aro de madera a la altura deseada y simplemente lo rodeo con cada tira de trapillo. Al aro anudo el segundo color de trapillo y trenzo una red con nudos planos sencillos. ¿Que qué es eso? Mira la siguiente imagen.Es la trama más sencilla que se puede encontrar, con tiempo y paciencia se puede complicar y embellecer todo lo que quieras. Te dejo un álbum de inspiración en Pinterest con muchos ejemplos (Pincha AQUÍ y mira cuantas maravillas.)

Las tiras grises que dejé colgando tras el anudado vuelven a rodear el segundo aro. En esta sección, como es donde está la bombilla, en vez de cubrir toda la superficie con la red, dividí las tiras en tres grupos y los anudé por separado. Se crean unos triángulos invertidos y zonas menos tupidas. Y ya está nuestra lámpara, un nudo final con todas las tiras y listo para usar.

Así es como queda integrado en el dormitorio.


¿Qué te parece la idea?

Me he dado cuenta de que nunca os enseñé la habitación al completo ¿Te gustaría ver mejor todos los detallitos?


 

Consigue un veraniego toque BOHO con cinco artesanías españolas.

Verano. Ola de calor. Vacaciones. Playa. No hay quien te quite estas imágenes de la cabeza en cuanto sube el termómetro. Sueñas con unos días de relax y diversión alejados de la rigidez de las obligaciones habituales… ¡Reconócelo! Tú estás en modo Boho Chic.

¿Sin presupuesto para recorrer el mundo y arrasar en todos los mercadillos? Don’t worry be happy. Puedes añadir estas cinco piezas de aire étnico a tu deco prácticamente sin salir de casa.

Mueblespacio

1. TELA DE LENGUAS (Mallorca).

Este patrón es una reinterpretación de los “ikats” orientales y el color más tradicional es el azul índigo (aunque ahora lo fabrican en todos los imaginables). Cojines, cortinas, colchas, sofás, ¡hasta alpargatas! Inclúyela en cualquier rincón, alegría instantánea.

decoracion.red

2. JARAPAS (Alpujarras, Granada).

De tejido grueso y colores vivos, tradicionalmente se realizaban con restos de lana y trapos viejos en telares familiares. Son muy resistentes, doy fe. Además de las alfombras de la foto también se realizan cortinas, colchas, tapicería.

¿Qué te gusta otro diseño? Ahora puedes crear el tuyo propio y llevártelo a casa ya que ofrecen talleres enseñando todo el proceso. Bonito, eco, boho y artesano, no se puede pedir más.

 

Casey Dunn for @MyDomaine

3. FAROLES (Granada).

Desde estos gigantes en forma de estrella hasta los  tradicionales de herencia árabe los podrás encontrar en multitud de tiendas (y espacios públicos de todo tipo) de Granada. Coloca unas velas en su interior, ambiente boho asegurado.

 

La Boheme ~ House of The Wishing Trees

4. CESTERÍA.

No hay ambiente boho que se precie sin un mueble de mimbre o un cesto de paja. Los trofeos de caza se recrean en esparto y las bandejas de rafia decoran las paredes. Alfombras de yute, incluso persianas de bambú o esparto. Lo importante es el contacto con las fibras naturales.

En esto estamos de suerte, en casi cualquier rincón de país podemos encontrar verdaderas joyas en este arte.

Moove Magazine

5. ALFARERÍA Y CERÁMICA.

El contacto con las plantas es fundamental en un estilo tan libre y natural, y claro, para eso se necesitan muchas macetas. Ya seas de barro cocido o de explosiónes de colorido, no te van a faltar opciones. Talavera, Sevilla, Valencia cuentan con ceramistas reputados en todo el mundo. Así que mientras te haces con todo lo necesario para tus amiguitas verdes no olvides echarle un ojo al resto de piezas. Fíjate lo alegres que quedan los diferentes platos decorando la pared.

Apartment therapy


Lo mejor: en el boho no hay reglas. Escoge lo que te guste y mezcla sin miedo. Y con esta artesanía actualizada es muy fácil encontrar el puntillo etnochic, feliz y liberador, ya verás.

Y tú, ¿conocías estas artesanías? ¿Las usarías en tu decoración?


 

Home Tour: Paraíso de “Il dolce far niente”.

¿Eres de l@s que al mirar un espacio no puedes evitar imaginar quien vivirá ahí? A mí me ha pasado con esta vivienda abierta al mar Mediterráneo.

Relax, sencillez, funcionalidad saltan a la vista. Pero ojo, bajo ese aspecto despreocupado se nota la mano de un espíritu atento a cada detalle, seguro de lo que necesita para hacer de esta la casa de sus sueños.

Las estancias fluyen de una a otra dejando que la luz y las vistas sean un elemento más del interiorismo. Apenas algunos elementos, la chimenea de doble cara o la isla de la cocina, sirven de referencia para definir claramente los espacios sin separarlos. Es el lujo discreto del espacio y el buen diseño .

¿Dónde estará?  El estilo es tan ecléctico que es difícil adivinar. Los colores suaves (tierras, verdes, azules, grises) remiten al entorno circundante y a la decoración mediterránea pero diluidos de tal forma que resultan universales. El uso intensivo de la madera, las superficies de hormigón pulido (baños, cocina y suelos), los textiles en lino, algodón y lana corresponden a un estilo natural pero dispuestos acorde con una vida contemporáneo. Apenas las paredes de piedra exteriores nos hablan del lugar pero los pequeños toques industriales (luminarias, mesa de comedor, pérgolas exteriores) y algunas piezas con aire bohemio acaban por despistarnos del todo.

A mí todo lo que veo me habla de un ciudadano del mundo con un buen gusto impecable. Y no andaba muy desencaminada porque esta casa en Porto Vecchio (Córcega) pertenece al fotógrafo de moda Jaques.

Durante sus viajes de trabajo tomó ideas de los espacios que le gustaban y compró artesanía desde Marrakech hasta Bali. Luego concentró todos sus gustos en un boceto para conseguir explicar su sueño al arquitecto Gilles’owi Terrazzoniemu.
Me parece que lo entendió a la perfección.

¿No os parece curioso que no haya más fotos en la casa de un fotógrafo? Será que prefiere disfrutar contemplando la vida desde esta piscina. Eso es lo que yo haría, sin duda.
Bueno, ¿qué?¿Cuándo nos mudamos? 😉


¿Quieres ver más? Tienes más fotos e info en: Weranda
Fot: Nicolas Matheus / Costa de Maison / East News