Sobre mí

Hola, me llamo Nuria y soy una gaditana nacida en Bilbao que vive en Sevilla.

¿Cuál de todos estos lugares habrá provocado la compulsión de rastrear la red dando forma a la última idea deco que tenga entre ceja y ceja? Nunca lo sabré.
Así que seguiré aterrorizando a mis gatas metro en mano, emborronando papel tras papel con bocetos y anotaciones, abriendo compulsivamente tutos en YouTube, etc, etc… hasta dar con LA SOLUCIÓN, esa que es perfecta para mí (y mi cuenta corriente, claro). Para colmo, últimamente también me ha dado por hacer fotos. ¿Será grave, doctor?

Soy arquitecta (Apuntad: síntoma fatal) y siempre fantasee con el modo de “vestir” aquellos espacios vacíos fotografiados en los libros de la carrera, prueba de ello es la montaña de revistas de decoración que tuve que trasladar al dejar mi piso de estudiantes (mis riñones lo atestiguan).

Aún las guardo con cariño. Las figuritas me las traje de La Habana.

Compré y decoré mi propio pisín con toda la ilusión del mundo pero sin prestar demasiada atención, pensando que no sería mi hogar definitivo. Como ya habréis imaginado caí en todos y cada uno de los que-no-hacer-al-decorar. Luego vino la crisis, los planes cambiaron y ¡de qué manera! Pero, ¿por qué desalentarse? Era la oportunidad de hacer de mi casa el hogar que yo quería que fuese. Con más ideas que dinero y mis dos manitas me dispuse a exprimir todos y cada uno de los metros disponibles, actualizando poquito a poco cada una de las estancias. ¡Y en ello sigo! (Para desesperación de mi chico).

Resulta sorpréndete como pequeños cambios mejoran tanto tu espacio y la forma de vivirlo. Esto de reutilizar, dar nuevos usos y buscar soluciones alternativas, además de ser más económico, también es más sostenible y lo mejor de todo, ¡engancha!

La mejor receta de todas: COMPARTIR. No lo superaremos (ni queremos) pero seguro que hacemos muchos amigos por el camino.

Cinco curiosidades sobre mí:

  1. Chocoholic. Mucho. Muchísimo. (Rehab? No, no no!).
  2. Orgullosa mamá gatuna de Kumi y Auri Rikki.
  3. Lectora en serie y serie adicta, con venazos frikis y macarras incluidos.
  4. Bailonga con ritmo, cantante sin voz (ni oído). Se desaconseja totalmente el uso de instrumentos musicales. Mantener micrófonos alejados.
  5. Siempre con el modo explorador activado. No importa que sea una calle desconocida, un nuevo local o un viaje. Me pirran las pequeñas historias que guardan las cosas y los sitios.