¡Hola mundo!

Aunque lo realista sería algo del estilo:
¡Hola mi chico, hola mamá y familia (a mi padre lo descarto directamente), hola amigos y/o conocidos (los que finalmente hayan sucumbido a mi nada pesada insistencia)!

Bienvenido. ¡Vamos a divertirnos juntos!

Si no perteneces a ninguna de las anteriores categorías; Primero, ¡GRACIAS! En serio, gracias.
Segundo, ¡Hola incauto lector de esta bloguera novata!

Vamos al lio. Supongo que lo primero sería:
¿Cómo se me ocurrió meterme en esta maravillosa locura?

Vivo en un piso pequeñito de apenas 53 m2  construido en los años 50, plagado de gotele y que ha sufrido algunas reformas superficiales. Mi presupuesto no da para echarlo todo abajo (según mi ardiente deseo), lo que me ha obligado a buscar, buscar y buscar soluciones que se adaptaran a mis necesidades y formas de hacer las cosas por mí misma.  Tantas han sido que pensé que podría recopilarlo todo en un blog y, con suerte, servir de ayuda e inspirar a alguien más. Así que espero que veáis por aquí muchas mini casitas decoradas con ingenio y algún que otro diy.

Creo que cada blog debe aportar algo diferente, a ser posible que no esté ya machacado en la red. Actualmente casi todos los blogs y revistas se dedican al estilo nórdico o boho, con pinceladas contemporáneas, étnicas, vintage, industrial, etc. A mí ninguno me encaja del todo, pero todos tienen algún elemento que me gusta. Se acabó el misterio, ya sabes porque este blog se llama como se llama y que espera ser un poquito particular.

Como te cuento en Sobre mí vivo en Sevilla, pero sé lo que es el levante en Cádiz y el chirimiri de Bilbao. Seguro que si ojeas muchas revistas habrás visto mil viviendas en Barcelona con sus maravillosos suelos hidráulicos y sus techos de bovedilla catalana o las estructuras y suelos de madera típicas de Madrid. ¿Y qué pasa con los que no viven en esas ciudades? Yo ni encuentro ni veo prácticas ninguna de estas cosas aquí. Si pienso en aplicar el todo blanco del estilo nórdico en mi casa seguramente necesitaría gafas de sol para no deslumbrarme. ¿Habrá un estilo andaluz y/o sevillano más adaptado a esta zona? Porque te aseguro que la mayoría no tiene un patio lleno de azulejos, ni gruesos muros encalados. Ojalá.

Pienso que, al igual que en arquitectura, en decoración también debemos adaptarnos a las condiciones de luz, de humedad, de orientación, etc, de cada sitio en particular, incluso de cada vivienda individual. ¡Y lo difícil que es encontrar publicaciones de estilo, por ejemplo, mediterráneo! ¿Te apetece explorar juntos un poquito de todo esto?

Enlazando un poco con esta idea y el gusto por la reutilización y la segunda vida de las cosas he descubierto hacer relativamente poco todo un mundo de decoración sostenible, de proximidad y respetuosa. Abarca desde la iluminación led (mi proyecto actual, yeah!), pasando por toda una suerte de pinturas que no dañan el medio ambiente ni la salud de nuestro hogar, hasta la recuperación de muebles. Siempre que pueda trataré de daros la alternativa eco.
Espero que todo esto sea lo que vertebre este blog e ir enriqueciéndolo con todo lo que nos vayamos encontrando por el camino, que sin duda, es lo más divertido.

Jardín de Cactus en Lanzarote. Una impresionante adaptación al medio.

¿Me acompañas en esta aventura? Ya sabes, ¡modo explorador activado SIEMPRE!

¡BIENVENIDOS A LA  ECLECTICMANÍA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *