DIY: Decora tu despacho casero con corcho.

Mi rinconcito de trabajo se ha movido por todo el piso y finalmente ha quedado ubicado en el dormitorio, estratégicamente situado cerca de la ventana y del aire acondicionado (indispensable en la vida sevillana).

Al formar parte del dormitorio la decoración de este espacio debía ser funcional y practica pero manteniendo un espíritu dual que le permitiera integrarse cuando el espacio es usado para el descanso.

La solución ha sido colocar dos cuadros barra moodboards. Con dos marcos de Ikea pintados con spray, retirando el cristal y pegando unos cuadrados de corcho decorados a su vez con líneas en varias direcciones.

Así funcionan bien si no tienen nada pinchado, como cuadros normales, y son útiles cuando necesito un poco de inspiración visual.

Debo reconocer que mi rinconcito de trabajo es un caso de aprovechamiento. En principio era una mesa de centro para el salón con una bandeja para colocar revistas. Pronto descubrimos el error que supuso su compra porque impedía el paso libre por mi estrechísimo salón.

Añadiendo altura con unas patas adecuadas y subiendo la bandeja de la revistas se convirtió en mi despachito casero.

El tema de los cables vistos me trae de cabeza y por el bien de mi paz mental trato de mantenerlos siempre ocultos. Como el escritorio cambia de sitio a menudo no merecía la pena meterme a hacer obras para mover o multiplicar enchufes. De nuevo el corcho ha sido mi salvación.

Ocultarlos dentro de una caja de cartón o plástico cualquiera no me parecía seguro, pero este material es prácticamente ignifugo y además es muy fácil de trabajar y cortar. Después de varias pruebas con adhesivos recomiendo usar una pistola de cola caliente para las uniones, es rápido y queda muy bien fijado.


Y así queda el conjunto, ¿qué te ha parecido la solución?

4 pensamientos en “DIY: Decora tu despacho casero con corcho.

  1. Me gusta el doble uso del tablero de corcho, como obra de arte y como tablero de notas 😀
    Me parece muy interesante el reciclaje de la mesa, ya nos contarás como has hecho el añadido de las patas 😀
    Besos.

    • Tenía que ser bonito por sí mismo para funcionar en el dormitorio, me alegro que te guste la solución. Las patas son de Leroy Merlín si no me equivoco y vienen con una pieza plastica que se atornilla a la pata o tablero. El proceso es totalmente reversible, totalmente aprovechable para una tercera vida, jajajajjaa. Beso, guapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *