DIY: Espejo con estante flotante.

¿Qué tal ese inicio de primavera, eclecticmaníacos? Fresquito, ¿verdad?

Pues aquí vengo yo a romper el hielo con un diy sencillo y resultón:
Un espejo con estante flotante.

Necesitamos únicamente tres materiales:
– Cinta doble cara.
– Espejo.
– Listones de madera (18 x18 mm).

Con ayuda de la ingletadora y una sierra de arco realizamos los cortes necesarios a nuestros listones, tanto rectos como en ángulo.

Una vez con todas las piezas cortadas colocamos la cinta de doble cara. Según las instrucciones para colgar espejos (superficies planas colocadas en vertical) es recomendable que se coloque en dos direcciones y así lo hacemos.

Colocamos el espejo sobre la pared. En este punto te recomiendo que utilices previamente un nivel para marcar la posición exacta. La unión de esta cinta es muy fuerte y te resultará difícil cambiar la posición de tu proyecto. Pasa un trapo por toda la superficie suavemente para asegurarlo a la pared completamente.

Luego fija las piezas de madera entre sí y al espejo y ya lo tenemos listo.

¡Este es el resultado! ¿Qué te parece?

Me encanta el efecto multiplicador de la vegetación y la luz.

El reflejo de mis otras plantitas y la ventana es lo que más valoré al buscarle el lugar ideal en mi hogar a este proyecto.


Con este proyecto participo en el desafío craftlover de Handbox y Ceys Montack.

Además Handbox me proporcionó el producto, ¡gracias, chicas! Es una cinta de doble cara reforzada y muy, muy fuerte. Creo que si trato de despegar mi espejo me traeré toda la pared 😁😁😁. Los listones de madera del estante llevan varios días pegados y no han variado de posición ni un milímetro.

Próximamente abrirán una votación AQUÍ, así que si te gustó ya sabes lo que hacer.


¿Te cuento un secretito? El espejo estaba roto.

¿No crees que es una manera atractiva de darle una segunda vida?


Este viernes el blog cumplirá su primer añito, por desgracia me es imposible preparar algo especial para ese día pero pensaré algo en cuanto despeje la agenda, ¡prometido!

¡Hasta la próxima semana!


 

Cómo aprovechar un recibidor pequeño y estrecho.

Hola, eclecticmaníac@s!

Se avecinan mucho cambios en el eclecticpisín que espero que se hagan realidad a lo largo de este año y los podamos disfrutar tod@s junt@s. Un par de obras chiquititas y cambios de ubicación de varias habitaciones que creo que supondrán un cambio drástico… pero tranquil@s, ya lo iremos viendo, poquito a poquito, piano piano.

¿Y por dónde vamos a empezar? Para hacer las cosas bien que mejor que atacar desde el principio. ¡El recibidor será nuestra primera víctima!

Así que hoy toca post inspiracional para entradas diminutas.

Fuente: Homeyohmy

Puede que tu entrada en realidad no exista, que sea el trocito de pared que queda tras la puerta, un pasillo, el distribuidor o que tu puerta abra directamente a tu sala de estar. Tranquil@, hay soluciones para todo.

Solo hay tres imprescindibles: espejo colgador y lugar de apoyo. Por suerte pueden colocarse en casi cualquier rinconcito. ¡No hay excusa para quedarte sin recibidor!

Fuente: Macadameia

La entrada es tan estrecha que no pueden hacer una foto del conjunto pero el espejo está un poco más a la izq, sobre un radiador. (Fuente: Interiorjunkie )

Uno de los casos más difíciles, tras la puerta de entrada y en el salón. (Fuente: Always Rooney )

Esta entrada tan WOW era antes un espacio oscuro y desaprovechado, ¿puedes creerlo? Fuente: Arsenic Lace

Este es el estado actual de mi propia entrada. Por desgracia, la maleta tiene que irse porque tropieza con la puerta. En la parte superior hice un intento de falsa viga para ocultar un cuadro eléctrico muy inoportuno (y feo).

Cuando el espacio es escaso es mejor optar por muebles lo más estrechos posibles. Hay bancos, zapateros, consolas y baldas de apenas 12 cms de ancho.

Fuente: Gordon Duff & Lington

Para aprovechar hasta el último milímetro de una entrada complicada la mejor solución es el mobiliario a medida.

Fuente: vía

Con un poco de ingenio es posible hasta encontrarle sitio a la bicicleta. (Fuente: vía)

La última consigna es tratar de que todos los elementos sean multifuncionales. Zapateros con superficie de apoyo, baldas con colgadores, bancos zapateros, espejos con baldas o colgadores o una superficie de apoyo con cajones como la de la imagen superior. Así conseguiremos el máximo aprovechamiento con el mínimo de piezas posibles y mantendremos el espacio liberado dando la sensación de mayor amplitud.

Como siempre os dejo AQUÍ un álbum de Pinterest cargadito de inspiración.


¿Se te ha encendido la bombilla con alguna de las ideas del post?
¿Alguna otra solución para aprovechar una entrada difícil? Cuenta, cuenta.

La próxima semana participo en el Desafío Montack  de Ceys y Handbox, así que tendremos un post de esos que más os gustan, ¡un DIY!

Hasta el miércoles que viene.


 

Room tour: Mi dormitorio.

¡Hola de nuevo!

Cuando os enseñe la LÁMPARA DE MACRAMÉ la semana pasada me di cuenta de que faltaba un room tour en condiciones de mi dormitorio y ¡aquí está!

En la pared del cabecero han encontrado su sitio algunos de los DIYs que he ido enseñando en el blog. El ESPEJO con una TABLA de COCINA , el COLGADOR con IMANES de una de mis fotos de viaje y una decoración con rodajitas de madera de diferentes tamaños.

Al cabecero le cambio el look a menudo cubriéndolo con mantas o plaids diferentes. Es una forma sencilla de tenerlo siempre al día.

Cerca de la ventana tengo colocado mi pequeño vergel. Yo estoy encantada y parece que mis amigas verdes también (y de paso disimulan un poco el canalón del aire acondicionado).

Con los restos de trapillo cubrí el tirador de la mesilla tal como ves.

En la otra esquina del ventanal es donde tengo mi pequeño ESTUDIO.

Y a continuación, a los pies de la cama, es donde tenemos la CÓMODA con el panel de TV DIY.


Como ves, muchas manualidades y mezcla de estilos, como buena eclecticmaníaca.

Nos vemos la semana próxima con inspiraciones para el recibidor, ya que lo estoy reformando. ¡Pasad una feliz semana!