Mi decoración de Navidad.

Bienvenidos a mi casita, eclecticmaníacos! Pasad, pasad.

La radio es herencia familiar y está muy machacada la pobre.

Hoy os enseño mi decoración navideña y prácticamente toda mi casa (lo que no es difícil, es bien recogidita). Este año he optado por los colores presentes en mi deco: negro, gris, caldera, marrones y por tratar de usar más fibras naturales, menos plástico y, por supuesto, muchísimo DIY.

Rikki os da la bienvenida… y le gusta chupar cámara 😂.

Juego de estrellitas DIY en cartulina y madera.

La entrada da paso al salón y en él están el CALENDARIO DE ADVIENTO y el adorno de madera que ya conocéis de los últimos post.

Mi árbol de navidad era muy antiguo y lo he donado a mis suegros junto con un montón de adornos tradicionales en rojo y dorado. No daba con ninguna idea que me gustara para montar el mío, así que le busque un espinoso sustituto.

Este osito polar fue el primer regalo de Navidad de Mr. Eclectic, ¿no es adorable?

Al COLGADOR GEOMÉTRICO solo ha hecho falta añadirle un toque para tener mi propia Estrella de Oriente en casa.

Ejem, ejem, ya sabeís donde estoy queridos Reyes Magos!

Pero, ¡no me podía quedar sin árbol!

Tenía esta antigua torre de cds y tras varios intentos fallidos de montar algo que no fuera un verdadero churro me decidí por hacerle una estructura de cartón y usar una colcha blanca para simular un abeto.

Kumi también os saluda.

Simulé el pie dentro de una cesta de fibra que llené con madejas de lana y unas bolitas con un toque industrial.

Muchos pompones, varios medallones de corcho, cascabeles, cinta dorada, una estrella de lana negra y varias vueltas de luces después,
¡HABEMUS ARBOL DE NAVIDAD!

Mr. Eclectic decía que la estrella negra era satánica y le añadí este detalle dorado.

La impresión de los medallones de corcho las hice con un cartón para decorar repostería y spray.

Con unas borlas rematé mi arbolito.

En esta vista tenéis medio piso. La cocina al fondo con la lámina de estrellitas DIY.

¿Y en el dormitorio?
Un poco de iluminación sobre la cómoda, unas velitas led y arreglado.


Espero haberos inspirado alguna idea para complementar vuestra deco navideña (o al menos haberos divertido con mis ideas de bombero para árboles de navidad). Con este post acabo el año 2017 en la mejor de las compañías, ¡la vuestra!

Eclecticmanía volverá después de Reyes. Este par de semanas seguiré dando guerra por INSTAGRAM por si os apetece hacerme una visita entre polvorón y polvorón.


¡Os deseo unas buenas fiestas y una entrada de año 2018 espectacular!

DIY: Cómo hacer un colgador fácil para tus láminas.

¿Qué tal electicmaníacos? Seguro que preparando ya la casa para las fiestas que se acercan. Este DIY que te propongo hoy te va a ayudar a llenar tus paredes de espíritu navideño. ¿Sabes lo mejor?  Después de Reyes, seguirá siendo igual de útil.

Vamos a hacer un colgador para nuestras láminas de manera que sea fácil cambiarlas cuando queramos.

Necesitamos:

  • Madera de balsa. (En tiendas de manualidades, papelerías y hasta bazares)
  • Cúter
  • Cordón (de Yute en este caso)
  • Pistola de cola caliente.
  • Imán en rollo (Aunque dependiendo del peso del papel que quieras colgar te recomiendo usar los imanes de botón cuya unión es más fuerte)

Creo que hoy he conseguido meter todos los materiales en la foto. 😜

Corta la madera de balsa en tiras iguales, te será mucho más fácil si sigues la dirección de la fibra, te darás cuenta porque si lo haces así casi se corta solo. Si lo haces en la dirección contraria seguramente acabarás con un corte totalmente astillado. Para este trabajo en línea recta nos bastará con un cúter pero si quieres cortes curvos tu herramienta es la segueta.

Luego debes pegar un imán en cada extremo de tus 4 tiras y un cordón en uno de ellos y el colgador estará listo.

Mi ayudante Rikki comprueba meticulosamente todos mis trabajos.

Teñido natural y ecológico.

La madera de balsa es muy blanca, si te apetece darle un poco de color tienes dos trucos de lo más eco.

Te negro y vinagre. Primero uno, esperamos que seque y luego el otro.  (A mí me ha quedado muy claro, hay que usar un té muy MUY concentrado)
Café. Cuanto más negro y más manos, más oscura te quedará la madera. Yo usé dos manos y este fue el resultado elegido.

 

La lámina que ves la hice en menos de 5 minutos.

Papel sobrante de la LÁMPARA DE ORIGAMI, tres trocitos de cordel y estrellas recortadas en cartulina negra y papel de periódico. VOILÁ!

¿Necesitas una forma sencilla de ocultar tus alcayatas sin necesitad de herramientas?
El tapón de corcho es tu amigo.

Córtalo por la mitad con un cuchillo, haz varios cortes para vaciarlo lo suficiente para hacer espacio para la alcayata y vuelve a unir las dos mitades. Ahora solo tienes que encajarlo en su sitio.


Decorativo y sencillo, ¿verdad? ¿Te animas con tu propio diseño?